Blog de ISTENAC

¿Qué es una cámara térmica?

¿Qué es una cámara térmica?

A diferencia de las cámaras de vigilancia comunes, una cámara térmica, sirve para identificar la temperatura de los cuerpos a través de la detección de radiación, también se define como un dispositivo que forma imágenes visibles al ojo humano a partir de detectar emisiones de infrarrojos producidas por el espectro electromagnético de un cuerpo. Opera con la longitud de onda situada en la zona del infrarrojo térmico.

En otras palabras, una cámara térmica  es el proceso de usar la temperatura de un objeto para producir una imagen. También son llamadas cámaras termográficas.

 ¿Cómo funciona?

Para entender el funcionamiento de una cámara de este tipo, hay que tener en cuenta que todos los objetos emiten una radiación infrarroja, que es mayor cuanto más elevada es la temperatura del cuerpo. Los ojos no pueden ver estas emisiones porque su rango en el espectro electromagnético está entre la luz visible y la radiación de microondas.

Para poder construir imágenes térmicas en base a estas radiaciones, una cámara infrarroja cuenta con sensores que detectan el calor y realiza un termograma o patrón de temperaturas, que se envía a un procesador. Esta función es gracias a un sensor térmico llamado microbolómetro, un material que al percibir la radiación infrarroja emite señales eléctricas las cuales se procesan en el software de la cámara y se expresan en alertas.

Usos más comunes

 La cámara térmica es usada en diferentes campos.

 Área industrial:

  • Calentamiento de componentes eléctricos defectuosos.
  • Fricciones en motores o máquinas eléctricas.
  • Desequilibrio de cargas.
  • Fugas u obstrucciones en conducciones.
  • Conexiones mal realizadas.
  • Predicción de incendios o daños potenciales.
  • Sobrecarga en circuitos eléctricos.
  • Niveles en depósitos.
  • Puntos críticos en conductos.
  • Reacciones químicas peligrosas.

 Construcción:

  • Eficiencia energética.
  • Fugas de calor.
  • Humedades.
  • Aislamientos deficientes.
  • Escapes.
  • Distribución de temperaturas en sistemas de calefacción.

 Seguridad y otras áreas:

  • Detección de seres vivos en situaciones de emergencia.
  • Detección de focos de posibles incendios.
  • Investigación.
  • Detección de polizones en pasos fronterizos.
  • Perímetros de seguridad.
  • Animales invasores en el hogar.
  • Observación de fauna salvaje y otras actividades.
  • Medicina.

 Relación de la cámara térmica con la medicina

Una de las aplicaciones más relevantes en el sector sanitario, se concentra en la termografía médica, una técnica enfocada a la medición de la temperatura sin contacto directo y permite el monitoreo de funciones fisiológicas que se reflejan en variaciones de la temperatura en la piel.

Esta tecnología es de gran importancia para los profesionales que realizan investigaciones o diagnósticos, gracias a la detección y localización de enfermedades, efectos secundarios o anomalías en el estado de los pacientes.

Si existe hipertermia (aumento de la temperatura por encima de la temperatura corporal normal), es una señal de que esté presente algún tipo de lesión interna y es el paso qué facilita descubrir dónde se localiza la lesión, ya sea que corresponda a un problema del sistema circulatorio, de las articulaciones, los músculos, o si se trata de una tumoración.

El objetivo de emplear la termografía en el campo de la medicina, se centra en prevenir enfermedades, ya que se pueden diagnosticar con mayor antelación, evitando que la detección se produzca en fases en las que ciertas enfermedades son más difíciles de tratar o necesitan de un tratamiento más agresivo.

La cámara es capaz de detectar cambios en el flujo sanguíneo de los seres vivos normales o alterados. Este es un método no invasivo, que no produce dolor al paciente y, sobre todo, que no lo expone a radiación. Lo que convierte a este procedimiento, en el sistema ideal para enfermedades musculares o localización de lesiones.

También es la herramienta ideal para identificar patologías relacionadas con el sistema linfático y circulatorio, ya que las inflamaciones o la retención de líquidos provocan una variación de la temperatura corporal que puede ser identificada y analizada por estas cámaras de visión artificial, así como diagnósticos esenciales para la detección y control del cáncer de mama.

Esta técnica cobra mayor relevancia cuando se trata del diagnóstico y tratamiento de personas mayores, niños o con discapacidades que tienen dificultades para describir las sensaciones, el tipo de dolor y necesitan contar con métodos no invasivos que hagan más llevadero el proceso médico.

Estos avances en tecnología, supera la efectividad de reconocimiento que logra la radiografía o la MRI (imagen por resonancia magnética).

La búsqueda de nuevas aplicaciones a los sistemas automatizados y dotados de “inteligencia”, es clave para conseguir que la medicina sea más efectiva y que todo el mundo pueda mejorar su calidad de vida, previniendo enfermedades graves o, al menos, haciendo más llevadero el seguimiento de patologías graves.

 Aplicaciones en las sesiones de acupuntura

El dolor ha sido la queja más frecuente que lleva a los pacientes a buscar atención médica, cuando esa molestia se agudiza, genera disminución o pérdida de la capacidad de trabajo, pérdida de autoestima, agresividad, depresión, ansiedad, insomnio, y el resultado en el suicidio en los casos graves.

En el caso de la acupuntura, existe en la actualidad, el uso de  la cámara térmica como técnica que produce un aumento de flujo sanguíneo en la zona deseada (además de otros muchos efectos fisiológicos y neurológicos en concreto) para detectar dónde se encuentra la zona que origina dolor.

La cámara térmica que permite aplicar la termografía, es una de las tecnologías que ha permitido observar en tiempo real, la reacción del cuerpo cuando una aguja de acupuntura es insertada en uno de los llamados puntos de acupuntura.  

El cambio de temperatura consecuencia de este aumento de flujo sanguíneo es lo que detecta la cámara térmica. Esto se hace evidente cuando existe una lesión crónica, por lo tanto, el área afectada estará más fría y se podrá observar perfectamente a la cámara térmica.

La termografía permite ver que la acupuntura, sí produce un efecto positivo en el cuerpo, dependiendo del punto a tratar. Este efecto puede ser regulador, analgésico o calmante.

Si quieres convertirte en un Especialista en Acupuntura solicita información de nuestro Máster en Acupuntura.

 

Avatar de marco Soto

Acerca del autor:

marco Soto

Ver todas las entradas por marco Soto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR