Blog de ISTENAC

¿Qué es la tendinitis?

¿Qué es la tendinitis?

Tendinitis es la inflamación severa de un tendón y ocurre en forma usual tras una lesión recurrente en articulaciones como la muñeca o el tobillo. La tendinitis suele comprometer las siguientes áreas: hombro, mano, talón. Los tendones son cuerdas resistentes de tejido que unen los músculos con los huesos, estos ayudan a los músculos a mover mejor los huesos.

¿Qué es la tendinitis Aquílea?

Es una afección que ocurre cuando el tendón que conecta la parte posterior de la pierna al talón se inflama y duele cerca de la parte inferior del pie. Este tendón se denomina tendón de Aquiles. La tendinitis aquílea puede ocurrir más probablemente sí:

 Hay un incremento repentino en la cantidad o intensidad de una actividad.

  • Los músculos de la pantorrilla están muy tensos (no están estirados).
  • La persona corre sobre superficies duras, como el concreto.
  • Corre con mucha frecuencia.
  • Si salta mucho (por ejemplo, jugando baloncesto).
  • Al no usar un calzado que le dé a los pies un soporte apropiado.
  •  El pie repentinamente se voltea hacia dentro o hacia fuera.

La tendinitis a raíz de la artritis es más común en personas de mediana edad y adultos mayores. Se puede formar un crecimiento o espolón óseo en la parte posterior del talón. Eso puede irritar el tendón de Aquiles y causar dolor e hinchazón. El pie plano pone más tensión sobre el tendón.

Síntomas y diagnósticos de la tendinitis Aquílea

El síntoma principal de la tendinitis de aquílea, es el dolor por encima del talón y en la parte inferior de la pierna, sobre todo tras la realización de actividades físicas. 

  • Rigidez y dolor en el talón, especialmente por la mañana o tras periodos de reposo prolongado.
  • Hinchazón o nudos en el tendón de Aquiles.
  • Crujidos.
  • Debilidad en la pierna.
  • Dolor a la palpación del tendón.
  • Dolor a través de la presión ejercida por los zapatos.

Durante la exploración física, el médico tratante debe presionar suavemente la zona afectada para determinar la ubicación del dolor y si hay sensibilidad o hinchazón. El médico evalúa la flexibilidad, la alineación, la amplitud de movimiento, y los reflejos del pie y del tobillo. Algunas pruebas de diagnóstico por imágenes son:

  • Radiografías: Si bien, en las radiografías no se pueden visualizar los tejidos blandos, como los tendones, estas pueden ayudar a descartar otras enfermedades que pueden causar síntomas similares.
  • Ecografía: este dispositivo utiliza ondas sonoras para visualizar los tejidos blandos, como los tendones. La ecografía también puede producir imágenes en tiempo real del tendón de Aquiles en movimiento y la ecografía Doppler en color puede evaluar el flujo sanguíneo alrededor del tendón.
  • Resonancia magnética (RM): mediante el uso de ondas de radio y un imán muy potente, las máquinas de resonancia magnética pueden producir imágenes muy detalladas del tendón de Aquiles.

Recomendaciones y ejercicios 

Es posible que el profesional de la salud recomiende ante una tendinitis de aquílea:

  • Hacer estiramientos del tendón de Aquiles durante 30 segundos seguidos de 3 a 4 veces al día.
  • Poner hielo o un paquete de frío en el talón cada 1 o 2 horas, durante 15 minutos seguidos (colocar una toalla fina o delgada sobre la piel para protegerla del frío).
  • Vendar o colocar una cinta adhesiva alrededor del tendón de Aquiles.
  • Elevar el pie, colocándolo por encima de la altura del corazón para ayudar a reducir la hinchazón.
  • Tomar ibuprofeno (Advil, Motrin o la marca genérica de una tienda) para ayudar a aliviar el dolor y la hinchazón.
  • Estirar y fortalecer los músculos mediante fisioterapia o un programa de ejercicio físico en casa.
  • Llevar una bota ortopédica y usar muletas para mantener inmóvil el tendón.
  • Usar unas plantillas dentro del calzado (también conocidas como órtesis para el calzado) indicadas por tu profesional de la salud o por una persona con experiencia en ortopedia.
  • Colocar protectores acolchados en el tendón de Aquiles si este roza con la superficie del calzado o ir cambiando de calzado.
  • Fortalecer los músculos que rodean el tendón para no forzar tanto el tendón de Aquiles y para que estos músculos y sostener mejor el tobillo.

Los ejercicios más comunes en la tendinitis aquílea son:

  • Estiramiento con liga: se debe poner la liga, debajo del antepié y estirar la pierna, sosteniendo la liga con ambas manos, llevar el pie hacia la punta en un tiempo y regresar lentamente contando cinco tiempos, sin dejar que la resistencia se regrese de un jalón. Este ejercicio se recomienda realizarlo 10 veces.
  • En puntas sobre un pie: párate en un escalón, apoyando con ambos pies, lleva los dos a puntas en un tiempo y deja apoyar únicamente el pie que se desea trabajar. Se recomienda bajar contando cinco tiempos e iniciar con 10 hasta llegar a 30.
  • Estiramiento de gemelos: la persona se coloca frente a una pared, apoyando ambas manos a la altura de los hombros. Coloca una pierna adelante y una atrás, dejando entre ellas el espacio aproximado de un paso, flexiona la rodilla de la pierna que está al frente y sostén la posición por 15 segundos. Se debe sentir el estiramiento en la pantorrilla. Es recomendable realizar este ejercicio tres veces.
  • Automasaje de los gemelos con rodillo: un pequeño rodillo puede ser muy útil para masajear la zona de las pantorrillas, con este masaje, conseguirás mejorar la tensión y la sobrecarga acumulada en los gemelos, muchas veces cargados por la práctica deportiva, una excesiva tensión en estos músculos, puede acarrear múltiples consecuencias como pesadez al correr o caminar, dificultar tus desplazamientos, e incluso las temidas y comunes roturas de fibras.
  • Coloca hielo: Puedes usar una bolsa de hielo o una compresa fría, ponla alrededor de tu tendón durante 15 minutos.

Si quieres convertirte en un profesional especializado en Osteopatía, solicita información sin ningún compromiso sobre nuestro Master en Osteopatía. ¡La formación, tu mejor inversión!

 

Avatar de marco Soto

Acerca del autor:

marco Soto

Ver todas las entradas por marco Soto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR