Blog de ISTENAC

¿Cómo se ocasiona la rotura muscular?

¿Cómo se ocasiona la rotura muscular?

Una rotura muscular también conocida como desgarro muscular es una lesión muy frecuente en especial en el ámbito deportivo y se caracteriza por un intenso e incapacitante que obliga a la persona a suspender la actividad que estaba realizando.

¿Qué es la rotura muscular?

Es la rotura de las fibras de un músculo, causada principalmente por contraer o estirar demasiado y de forma brusca-violenta del tejido muscular. Algunas zonas del cuerpo son más propensas a una rotura muscular como en la parte baja de la espalda, las piernas y los brazos.  

¿Cómo se ocasiona?

Una rotura de fibras de un músculo, desgarro o rotura muscular es ocasionado de 2 formas:

  • Directa, ocurre debido a un golpe o contusión directa en el músculo que ocasiona la rotura de sus fibras. También es ocasionado cuando el músculo se estira más allá de su capacidad natural para esto.
  • Indirecta, ocurre producto de una  violenta del músculo debido, en su mayoría, por una contracción fuerte y rápida.

Causas y consecuencias de la rotura muscular

Causas:

  • Un estiramiento o contracción brusca del músculo.
  • Un golpe, trauma o una caída.
  • Sobrecarga en el músculo, en especial por falta de calentamiento o este está fatigado.
  • Las personas con agujetas son más propensas a sufrir una rotura muscular.
  • Músculos lesionados en procesos de recuperación.
  • Desnutrición.
  • Mala circulación sanguínea.
  • Personas sedentarias, debido al sobre esfuerzo para músculo que implica el comienzo de una actividad al no estar acostumbrado.
  • Diabetes y ciertas enfermedades.
  • Descanso insuficiente.

Consecuencias:

Primero se debe considerar que el músculo al lastimarse perderá un poco la capacidad de estirarse y contraerse. Es importante cumplir con el tratamiento de la rotura muscular y tomar medidas preventivas para evitar problemas a largo plazo en la zona lesionada e incluso que vuelva a ocurrir un desgarro.

La principal consecuencia al momento de la lesión es un dolor agudo, repentino e incapacitante debido a que producto del dolor no se puede mover. Además, puede estar acompañado de una sensación general de debilidad e hinchazón, pero también dependerá del tipo de rotura.

Tipos de rotura muscular.

Según la gravedad de la rotura se puede dividir en tres tipos:

  • Grado 1, rotura fibrilar o rotura muscular leve: es un daño leve en las fibras musculares, sus síntomas son sensibilidad, pérdida de fuerza por el dolor y músculo tenso, pese a la lesión hay cierta movilidad y tarda aproximadamente entre 8-10 días en curarse. Este tipo es el más frecuente.
  • Grado 2, rotura parcial o rotura muscular moderada: es cuando existe una rotura de más fibras musculares de un tendón, la palpación es dolorosa y se nota una deformidad y hundimiento del músculo al examinar el área afectada. Además, de un fuerte dolor hay tumefacción y pérdida de movilidad, tarda aproximadamente entre 2-4 semanas en recuperarse.
  • Grado 3, rotura total o rotura muscular grave: es la rotura total del vientre muscular, de la inserción del tendón o de la unión miotendinosa, por lo tanto, el músculo tiene una impotencia funcional considerable e incluso puede necesitar cirugía. Se caracteriza por un dolor intenso, inflamación, deformidad y pérdida de la funcionalidad. La recuperación tarda entre 1-3 meses generalmente.

Los músculos que se lesionan con más frecuencia son:

  • Músculos paravertebrales: en la parte baja de la espalda.
  • Músculos isquiotibiales, cuádriceps y en el gemelo: son del muslo y pantorrilla.

Tratamiento

Dependen del tipo de rotura muscular, pero básicamente en las primeras 48 horas de la lesión de primer y segundo grado consiste en:

Reposo, hielo o aplicación de frío, uso de antiinflamatorios no esteroideos y rehabilitación (vendaje compresivo, kinesiotape, estiramientos, masaje de descarga, descontracturantes drenaje, masaje cyriax, etc).

Los desgarros de tercer grado pueden requerir cirugía para reparar el músculo desgarrado, luego se seguirá con un proceso de reposo y rehabilitación.

Siempre se recomienda ir a un médico y luego continuar el tratamiento y recuperación con personas capacitadas (osteópatas, fisioterapeutas, etc.) para garantizar una excelente recuperación y evitar próximas lesiones.

 

Si quieres convertirte en un profesional especializado en Osteopatía, solicita información sin ningún compromiso sobre nuestro Master en Osteopatía. ¡La formación, tu mejor inversión!

Avatar de marco Soto

Acerca del autor:

marco Soto

Ver todas las entradas por marco Soto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR