Blog de ISTENAC

Diabetes: Tratamiento natural

Diabetes: Tratamiento natural

¿Qué es la diabetes?

La diabetes es una enfermedad crónica que se origina porque el páncreas no sintetiza la cantidad de insulina que el cuerpo humano necesita, la elabora de una calidad inferior o no es capaz de utilizarla con eficacia.

La insulina es una hormona producida por el páncreas. Su principal función es el mantenimiento de los valores adecuados de glucosa en sangre. Permite que la glucosa entre en el organismo y sea transportada al interior de las células, en donde se transforma en energía para que funcionen los músculos y los tejidos. Además, ayuda a que las células almacenen la glucosa hasta que su utilización sea necesaria.

Causas y síntomas de la diabetes

Las causas de la diabetes son múltiples y varían según de qué tipo se trate. Entre las más frecuentes se encuentran:

  • Sobrepeso u obesidad: el sobrepeso puede generar resistencia a la insulina, por lo cual las personas que lo padecen tienen más riesgo de ser afectadas por la diabetes tipo 2.
  • Falta de actividad física: el sedentarismo contribuye al aumento de peso que, en niveles excesivos, produce sobrepeso u obesidad.
  • Antecedentes familiares: el componente genético incide tanto en la diabetes tipo 1 como en la tipo 2.
  • Enfermedades hormonales: el llamado síndrome de Cushing y el hipertiroidismo generan en exceso las hormonas cortisol y tiroides respectivamente, lo cual puede desencadenar la diabetes.
  • Pancreatitis: las lesiones en el páncreas pueden generar la pérdida de capacidad del organismo para producir insulina.
  • Medicamentos: aunque con poca frecuencia, algunos medicamentos como los anticonvulsivos, los medicamentos psiquiátricos, algunos tipos de diuréticos y las medicinas para tratar el HIV, entre otros, pueden facilitar el desencadenamiento de diabetes.

Los síntomas de la diabetes varían según cuánto se eleve tu nivel de glucosa sanguínea. Es posible que algunas personas, en especial las que padecen prediabetes o diabetes tipo 2, no experimenten síntomas. En el caso de la diabetes tipo 1, los síntomas tienden a aparecer más rápido y a ser más intensos.

Algunos de los signos y síntomas de la diabetes tipo 1 y tipo 2 son:

  • Aumento de la sed.
  •  Micción frecuente.
  •  Hambre extrema.
  •  Pérdida de peso sin causa aparente.
  • Presencia de cetonas en la orina (las cetonas son un subproducto de la descomposición de músculo y grasa que ocurre cuando no hay suficiente insulina disponible).
  • Fatiga.
  • Irritabilidad.
  • Visión borrosa.
  • Llagas que tardan en cicatrizar.
  • Infecciones frecuentes, como infecciones en las encías o en la piel, e infecciones vaginales.

Aunque la diabetes tipo 1 puede aparecer a cualquier edad, suele aparecer en la infancia o en la adolescencia. La diabetes tipo 2 (el tipo más frecuente) puede aparecer a cualquier edad, aunque es más común en personas mayores de 40 años.

¿Cómo cambiar el enfoque a un tratamiento natural?

La dieta ­generalmente hipocalórica por la frecuencia de obesidad asociada­ y un programa de ejercicio regular serán los pilares fundamentales del tratamiento de la diabetes tipo 2. Cuando no se logra un control metabólico aceptable, ya sea porque el paciente no se adapta al cambio de estilo de vida, o bien porque, a pesar de cumplir la dieta y realizar ejercicio de forma regular, no se alcanzan los objetivos terapéuticos, debe iniciarse el tratamiento farmacológico.

Todos los tratamientos para la diabetes, están enfocados en lograr principalmente cambios en el estilo de vida, incluyendo una dieta sana y balanceada hasta  bajar de peso. Todo lo mencionado,  reduce el riesgo de padecer esta enfermedad, sin embargo para quienes la presentan, el tratamiento natural de la diabetes, está muy ligado a un cuidado integral de la persona que padece esta enfermedad. Los altos niveles de azúcar en sangre que caracterizan a la diabetes pueden ser un grave peligro, ya que aumentan el riesgo de otras afecciones, como ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares, ceguera, insuficiencia renal e incluso amputación de extremidades. Aquí se muestran, cuáles son las opciones naturales para mantener esta enfermedad bajo control, incluyendo algunos enfoques ligados a tratamientos naturales como:

  • Canela: se recomienda usarla  por mes y medio.
  • Aloe vera: tomar como jugo o infusión con grandes propiedades anti – glucémicas.
  •  Hojas de curry: masticar sus hojas ayuda a reducir sus síntomas.
  • Jengibre.
  • Nopal.
  •  Té verde.
  • Té de salvia.
  • Hoja de guayaba.

Prediabetes y resistencia a la insulina 

La prediabetes significa que hay un nivel de glucosa sanguínea más alto de lo normal. Aún no es lo suficientemente alto como para ser considerado como diabetes tipo 2, pero sin cambios en el estilo de vida, los adultos y niños con prediabetes son más propensos a desarrollar diabetes tipo 2.

La resistencia a la insulina es una condición alterada del correcto funcionamiento de esta hormona en los diferentes tejidos corporales. Es una condición fisiopatológica, que, de forma crónica, provoca hiperinsulinemia y puede alterar la correcta homeostasis de la glucosa, pudiendo llevar en última instancia a prediabetes o diabetes tipo II, además de provocar otros perjuicios en la salud a largo plazo.

De hecho, la resistencia a la insulina está ligada a la inflamación crónica y aumento del estrés oxidativo, siendo estos la base de la mayoría de las enfermedades crónicas no transmisibles.

La resistencia a la insulina se da principalmente en sujetos con sobrepeso/obesidad y Síndrome Metabólico, en sujetos sedentarios con poca masa muscular, conocidos como “delgados metabólicamente obesos”, o en personas con obesidad sarcopénica (combinación de exceso de grasa corporal y una baja masa muscular en proporción). Es muy difícil encontrar resistencia a la insulina en sujetos sin patologías, con una alimentación saludable, que hacen ejercicio físico y mantienen una composición corporal adecuada.

Consejos para un diabético

Algunos consejos principales para un diabético son los siguientes:

  • Mantener hábitos saludables.
  • Controlar la glucemia.
  • Evitar el alcohol y el tabaco.
  • Controlar la presión arterial.
  • Cuidar la boca y la dentadura.
  • Revisar y cuidar minuciosamente los pies.
  • Chequear periódicamente los ojos.
  • Mantener la atención a posibles daños renales.

 

Si quieres ser especialista en Naturopatía y ampliar tus conocimientos, solicita información sin compromiso sobre nuestro Máster en Naturopatía. ¡Diferénciate profesionalmente!

Avatar de marco Soto

Acerca del autor:

marco Soto

Ver todas las entradas por marco Soto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR