Blog de ISTENAC

Beneficios de la fitoterapia

Beneficios de la fitoterapia

La fitoterapia es un tratamiento de medicina alternativa y complementaria que utiliza las plantas medicinales (hojas, tallos, raíces, semillas) y sus derivados con fines terapéuticos, para prevenir, disminuir o curar alguna dolencia o patología.

El uso de plantas con fines curativos prácticamente coincide con el origen del hombre. Una de las primeras piezas que lo evidencian es el papiro de Ebers, cuyo nombre se debe a su traductor, el egiptólogo alemán Georg Ebers. Fue redactado en el antiguo Egipto, cerca del año 1500 antes de Cristo y enumera más de 700 fórmulas magistrales y remedios de origen vegetal.

El término fitoterapia proviene de dos vocablos griegos: phytón (planta) y therapeía (tratamiento) y se utilizó por primera vez en 1913 cuando el médico francés Henri Leclerc publicó varias ediciones del “Manual de Fitoterapia”.

La fitoterapia es un elemento primordial de la medicina tradicional china, junto a la acupuntura y la moxibustión. Se trabaja con dos criterios básicos: la evaluación del paciente en todos sus planos y la aplicación de fórmulas hechas a medida para adaptarse a un paciente en particular.

¿Para qué sirve?

La fitoterapia se utiliza para el cuidado de la salud y mejora de la calidad de vida, así como para prevenir o tratar cualquier dolencia o enfermedad, pues tiene innumerables aplicaciones.

El principal campo de acción de la fitoterapia son los padecimientos leves y moderados, así como las enfermedades crónicas, entre ellas:

  • Padecimientos poco graves: dermatitis, cefaleas y molestias menstruales.
  • Algunas enfermedades crónicas: hipertensión, ansiedad, depresión, asma, diabetes, artritis.
  • Tratamientos de síntomas específicos: dolor en los huesos, debilidad, fatiga general, escozor.

La fitoterapia también se utiliza como coadyuvante o complemento en otras patologías; como en las enfermedades degenerativas del sistema nervioso central o para aminorar o mejorar los efectos secundarios de la quimioterapia.

El uso de plantas medicinales que estimulan el sistema inmunológico también es frecuente durante la llegada del invierno, para prevenir patologías respiratorias infecciosas, sean virales o bacterianas.

¿Cómo se usa la fitoterapia?

La fitoterapia se utiliza de formas variadas, con el fin de aprovechar mejor las propiedades de la planta. Existen formas farmacéuticas líquidas de administración oral, como jarabes, de fácil y agradable administración, sobre todo para los niños; gotas, ampollas bebibles (monodosis, envasadas en ampollas de vidrio) o zumos que se preparan con la planta fresca, triturada, para luego filtrar el líquido resultante.

Las plantas medicinales también se usan en formas farmacéuticas sólidas de administración oral; como  polvos que permiten aprovechar al máximo los principios activos de la planta y pastillas o cápsulas con extractos del vegetal. No obstante, muchas de las hierbas populares se han empleado de forma tradicional en infusiones, tanto por vía interna como por vía externa.

Otra forma común de usar la fitoterapia es a través de lociones, cremas y pomadas para el uso tópico y prevenir y tratar afecciones de la piel. 

Efectos secundarios de la fitoterapia

Si bien la fitoterapia es un tratamiento natural, no maneja productos neutros, pues las plantas usadas tienen componentes y principios activos con efectos sobre el organismo y sólo un profesional de la salud está capacitado para poder prescribirlos con indicación terapéutica.

La fitoterapia puede producir efectos secundarios, interacciones o contraindicaciones con otros medicamentos y alimentos.

  • Está contraindicada en personas alérgicas a alguna planta.
  • En casos de embarazos o lactancia.
  • En bebés y niños muy pequeños sin el consejo del pediatra.
  • Las personas con problemas de alcoholismo, no deben utilizar tinturas ni preparados con alcohol.

Los efectos secundarios de las plantas medicinales pueden ser muy variados y dependen de cada especie y del tipo de preparado. Se pueden mencionar:

  • Aloe vera: puede producir abortos, empeorar las hemorroides y ocasionar problemas en el hígado en personas sensibles.
  • Manzanilla: puede originar mareos, vómitos, irritaciones en los ojos, dermatitis y sangrado en las heridas.
  • Romero: puede generar hipertensión, irritación de estómago, riñones e intestinos.

Té verde: puede ocasionar nerviosismo, insomnio, dolor de estómago y abortos en los primeros meses de gestación.

 

Si quieres convertirte en un Especialista en Acupuntura solicita información de nuestro Máster en Acupuntura.

Avatar de marco Soto

Acerca del autor:

marco Soto

Ver todas las entradas por marco Soto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR